jueves, 15 de junio de 2017

Te de Burro - Burro ka´a

“La planta de nombre científico ‘Casearia sylvestris’ es un árbol que no crece mucho en altura, va de unos 2 a 5 metros, en los bosques y en las orillas de los montes y los caminos, en casi toda la Región Oriental del Paraguay.

Guaçatonga

Esta planta tiene propiedades como: sudorífera, tónica, calmante, depurativo, diurética, cicatrizante, anestesiante, afrodisíaca, estimulante, anti-reumática, antipirética, antimicrobiana, antireumática, entre otras.

Resultado de imagen para propiedades Casearia sylvestris

Dosis y propiedades

Pueden ser preparadas diferentes recetas, dependiendo de la necesidad. Por ejemplo:

INFUSIONES:  10 gramos (1 cuchara de sopa) de hojas en 200 ml de agua hirviente y dejar por algunos minutos, bebiendo dos cucharas al día.

COMPRESAS HECHAS POR DECOCCIÓN DE LAS  HOJAS;
TINTURA: macerar Las hojas con alcohol y aplicar en lesiones, como aftas.

Obs.: mujeres gestantes o lactantes deben evitar el uso de esta planta, que puede provocar aborto.



“Una infusión de 15 gramos de sus hojas y raíces en un litro de agua es usada para controlar la sífilis. También es utilizada como tónico depurativo, contra los dolores diversos y también para nivelar el azúcar en la sangre (diabetes)”.

“Un mejor resultado se obtiene contra este último mal al mixturar y hervir con las hojas de “Francisco Álvarez”. Sus abundantes flores blanquecinas son muy apetecidas por las abejas por lo que se recomienda cultivarla (por semillas) como una excelente planta melífera. Se puede cosechar durante todo el año”.

miércoles, 31 de mayo de 2017

SAUCO: Propiedades medicinales

El sauco (Sambucus nigra) es un arbusto grande que si se lo cuida llega a ser un pequeño arbolito de unos 4 metros de altura.
Resultado de imagen para sauco paraguay propiedades

Tiene flores de color blanco amarillento agrupadas en panículas terminales que despiden un olor harinoso. 

Resultado de imagen para sauco paraguay propiedades
Tiene frutos globosos de color violáceo oscuro que guardan tres semillas. Los frutos se utilizan como un colorante natural.

Se utiliza el sauco desde la Antigüedad como planta medicinal. Contiene aceites esenciales, taninos, ácidos orgánicos y glucósidos como la rutina que tiene acción directa sobre la permeabilidad capilar, y la sambunigrina.

Se recomienda recolectar las flores, secarlas a la sombra y guardarlas en sobres de papel cerrados y en lugares oscuros y secos. 

Propiedades

Es muy efectivo en inflamaciones de las vias urinarias, inflamaciones de los riñones, miccion dolorosa, retención de orina y tiene propiedades diureticas.


La infusión de las flores secas es excelente para casos de infecciones bronquiales, inflamaciones de la garganta, resfríos, actúa como sudorífica (hace sudar) combatiendo la fiebre del cuerpo. Es recomendable también en casos de tos, catarros y ligeros trastornos nerviosos.

Los frutos frescos y maduros se utilizan en mermeladas, jarabes y vinos. Los frutos contienen pigmentos orgánicos, ácidos, azúcar, rutina y abundante vitamina C. Estos son muy recomendables para personas estreñidas, pues tienen suave efecto laxante y son ideales para adelgazar.

También para trastornos nerviosos como en casos de insomnio. La flor contiene cantidades de esencia mantecosa, taninos, mucílago y rutina. Es rica en sales potásicas. En las hojas se encuentra un glucósido que libera ácido cianhídrico, principio tóxico que se debe tener muy en cuenta.

Los frutos contienen gran cantidad de agua, aceite de sauco, azúcares, proteínas y taninos. Las flores son sudoríficas y diuréticas por las sales potásicas que contienen. Los frutos tienen propiedades laxo­purgantes.

Forma de uso


El orégano puede ser utilizado como medicina natural

Los mexicanos consumen las hojas secas del orégano como condimento, sin embargo, la especia también se usa como infusión para tratar diversos padecimientos inflamatorios.



El orégano se usará como medicina natural, añade el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) quien investigó el mecanismo molecular antiinflamatorio y la bioaccesibilidad de los compuestos fenólicos.

El profesor e investigador del CIAD, José Basilio Heredia, indicó que el estudio está financiado por un proyecto de Ciencia Básica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Señaló que tradicionalmente se consumen las hojas secas del orégano como condimento, pero la especia también se ha usado como infusión.

De esa manera, abundó, se ha utilizado para tratar enfermedades respiratorias, problemas digestivos, cólicos, dolores de cabeza, reumatismo y otros desórdenes relacionados con procesos de inflamación.

Orégano es el nombre común que se utiliza para definir un aroma y sabor característico proveniente de un amplio grupo de géneros y especies vegetales usados como especia, dijo.

Refirió que más de 60 especies de plantas son conocidas en el mundo con el nombre de orégano, en tanto que en México existen alrededor de 40 y la más comúnmente comercializada es Lippia graveolens.

Mencionó que esos atributos cobran especial importancia en una era en la que la humanidad demanda alternativas farmacológicas de origen vegetal.

Heredia señaló que existe evidencia de que el uso prolongado de antiinflamatorios comerciales contra padecimientos crónicos puede tener consecuencias dañinas en la salud.

Las afectaciones podrían ser gastritis, úlceras o daño hepático, por lo que el desarrollo de nuevos fármacos con base en el orégano se vuelve de interés.

Sin embargo, anotó, para que los compuestos fenólicos presentes en el orégano ejerzan su efecto antiinflamatorio, es necesario que se encuentren biodisponibles, es decir, que pasen por el tracto digestivo y sean posteriormente absorbidos al torrente sanguíneo.

Durante este proceso, los compuestos fenólicos pueden ser modificados y sus propiedades bioactivas pueden ser afectadas, pero esos cambios aún no han sido estudiados.

En cuanto, a las propiedades benéficas del orégano, como antioxidante y antiinflamatoria, abundó, están asociadas a la presencia de aceites esenciales y compuestos fenólicos, como los ácidos fenólicos y los flavonoides.